Mi acercamiento al mundo del arte vino como consecuencia de una fuerte crisis personal hace más de tres años. Me hacía falta algo, que evidentemente no estaba viendo, y que fue difícil de encontrar. Desde ese momento todo ha sido una experimentación y un constante redescubrimiento. Gracias a una orientación espiritual supe que lo que estaba buscando era la expresión en las artes plásticas.

Obras publicadas